Pasar al contenido principal

El significado de la innovación

¡Ah, innovación! Esta es la «palabra sagrada» que está en todas las conversaciones de los líderes empresariales, porque parece que sin ella no hay salvación; pero si se toma al pie de la letra, me temo que genera más angustia que energía positiva y un deseo imperioso de crear nuevas estrategias para los equipos.

De hecho, pensar en la innovación sin ahondar en su significado y concepto me recuerda un poco a su equivalente entre los «neoprogresistas», es decir, lo que se entiende por progreso en el entorno actual. Estas personas moralistas que se han establecido en la calle nos explican que sin progreso corremos hacia atrás (NB: Los «neoprogresistas» lo llaman retro-running, ¡suena mejor pero el resultado es el mismo!)

Volvemos a tiempos oscuros y pasados sin darnos cuenta. ¡Pobres de nosotros! Afortunadamente, están ahí para iluminarnos con su linterna «diogenesca». Evidentemente visto desde este ángulo, el progreso parece la única salida aunque olvidemos, por falta de un sentido crítico más agudo, que trastoque su razonamiento fantástico (¿sofista?). Reflexionar en profundidad y con perspectiva sobre la propia definición de lo que se llama «progreso» para analizar fríamente si realmente da un paso adelante para encontrar la felicidad de la humanidad.

En lo que a innovación se refiere, es un poco lo mismo porque detrás de esta palabra a veces se esconde todo y su contrario. Entonces, intentemos juntos pensar en la innovación, qué es lo que realmente la define y cómo identificarla en los productos y servicios que llenan nuestros mercados, cada vez más saturados y segmentados.

1- ¿POR QUÉ INNOVAR Y COMPLICAR TU VIDA PARA BUSCAR SIEMPRE ALGO MEJOR?

Por qué innovar


Parece que al ser humano siempre le ha gustado complicarse la vida, lo que un famoso buscador resume muy bien en su publicidad, ya que «¡Buscar nos hace avanzar!» .

Si bien muchos de ellos han intentado teorizar el porqué de la innovación, hay uno que, en mi opinión, ha logrado la síntesis perfecta: Abraham Maslow (Fuente 1). En su Teoría de la motivación humana, publicada en 1943, explica que los seres humanos tienen varias necesidades que cubrir durante su vida, necesidades que cambian según el contexto económico en el que viven pero también según las interacciones sociales y culturales en las que se encuentran. Así, Maslow demuestra que las necesidades son cada vez más sofisticadas aunque a priori sean idénticas en su finalidad.

La mejor forma de describirlo es tomando el ejemplo del automóvil, un producto que encaja perfectamente con lo que Maslow quiere demostrar. De hecho, el automóvil satisface una necesidad, que es ir del punto A al punto B, a veces solo, a veces en grupos. Sí, pero aquí está.... si pasar del punto A al punto B puede resultar aburrido, también puedes hacerlo más rápido y cómodo al volante de un magnífico (¡pleonasmo!) Aston Martin DBS, como Lord Brett Sinclair (The persuaders!), o en un descapotable en la volante de un Ford Thunderbird 1966 mientras se toma su tiempo... ¡como Thelma y Louise! A través de este ejemplo, es fácil ver que si se satisface esta misma necesidad, su naturaleza es muy diferente según las personas, sus sensibilidades y sus deseos.

Para innovar en la dirección correcta, primero se debe comprender con quién está hablando. Por lo tanto, Maslow había definido varios niveles a través de su análisis e investigación:

  • Primer nivel: Necesidades básicas que cubren dos subcategorías: Necesidades fisiológicas: comida, bebida, cobertura • Necesidades de seguridad: protegerse, tener una casa
  • Segundo nivel: Necesidades psicológicas que también cubren dos subcategorías: Necesidades de pertenencia y amor: relaciones personales, intimidad • Necesidades de estima: Sentido de logro, imagen y prestigio transmitidos
  • Tercer nivel: Necesidades de autorrealización que cubren nuestras necesidades más profundas y personales: Necesidad de buscar sentido, espiritualidad • Necesidad de creatividad • Necesidad de autoelevación hacia su máximo potencial

 

Tomando el ejemplo pasado del coche y el hecho de moverse, podemos ver que la forma de conseguirlo abarca varias realidades en función del nivel de necesidad en el que evolucione la persona. Maslow, por tanto, destacó algo fundamental, a saber: que las necesidades están íntimamente ligadas al contexto económico, social y cultural en el que nos encontramos. Es por eso que la sofisticación de las necesidades es inherente a la naturaleza humana y, por lo tanto, es utópico (a menos que esté obligado a hacerlo) hacer que todos conduzcan un Trabant, aunque este pequeño automóvil sea muy agradable.

Pero hoy en día la innovación también está impulsada por muchos otros criterios, además de la satisfacción de las necesidades. La búsqueda de sentido y la responsabilidad que tenemos con nuestro planeta están empujando cada vez a más consumidores a plantearse la cuestión de la relevancia de tal o cual innovación. Por lo tanto, las empresas están llamadas a redefinir el concepto de innovación a un nivel más amplio y holístico.

Esto es lo que propuso el investigador francés de Mines-Paris Tech Kevin Levillain en su libro Empresas con misión (Fuente 2). Según él, tener una misión definida en sus estatutos (ver Blog «¡Venga, dibújame una empresa con misión!», mayo de 2021) empuja a los equipos a una mayor creatividad porque agrega significado a la necesidad de estar satisfecho, lo que en definitiva captura y empodera a una audiencia objetiva a través de un discurso más completo.

Porque la innovación proviene sobre todo de la capacidad de los equipos de pensar de manera diferente sobre el mañana. Ampliar el mundo de posibilidades dándoles la oportunidad de reflexionar no solo sobre una necesidad específica, sino también sobre un concepto de innovación teniendo en cuenta la necesidad, el impacto social y medioambiental, así como el significado dado, multiplica por diez su energía y creatividad. Con el tiempo, los equipos se encuentran trabajando para encontrar algo que no existe pero que, como explica Kevin Levillain, «genera aceptación en torno a un futuro accesible y deseable».

Esta visión más amplia de la innovación también permite encontrar un equilibrio en organizaciones que siempre están sujetas a dos tensiones: la del individualismo frenético y la de un colectivo que a veces se «asfixia» bajo el peso de objetivos comunes.

Chester Barnard (1886-1961, expresidente de ATT) escribió un famoso libro de gestión sobre este tema, Las funciones del ejecutivo (1938), explica que cada individuo en un negocio está sujeto a una cierta «esquizofrenia» que toma la forma de una personalidad dividida. Por un lado, el empleado debe buscar satisfacer sus necesidades y su propia realización personal, pero, por otro lado, también ser parte de algo más grande, más completo, dándole sentido de pertenencia. Esto nos devuelve a lo que Maslow había demostrado con su pirámide.

Para Barnard, «la cooperación solo puede persistir cuando es “eficaz ”», es decir, que efectivamente conduce al logro del propósito común y «eficaz» (eficiencia), esto es, que también contribuye a la satisfacción de motivaciones individuales. «El propósito del rol de los gerentes en una organización es mantener este equilibrio». (Fuente 2: Página 90; Libro de Kevin Levillain)

2- INNOVACIÓN INFINITA EN UN MUNDO FINITO: ¿DÓNDE ESTÁ LA LÓGICA?

innovacion


Ya en los años sesenta y setenta, los economistas predijeron que la aceleración desproporcionada de la población mundial, el daño ambiental cometido por la industrialización excesiva y la sobreexplotación de los recursos naturales al destruir ecosistemas reales combinados con una sed de consumo ilimitado llevarían al mundo al caos. No era necesario ser un adivino para verlo venir, pero en medio del auge económico de la posguerra en todo el mundo occidental, es interesante ver que los investigadores estaban levantando la cabeza para ver más allá y anticipar las consecuencias de nuestra forma de producir y consumir.

La regla de oro y el sentido común es que en un mundo finito, el consumo y la explotación de recursos no puede ser interminable. Por lo tanto, necesitaremos, a través de la innovación y los nuevos paradigmas, reinventar otra forma de consumir y vivir. Un paradigma es, en epistemología y en las ciencias humanas y sociales, una representación del mundo, una forma de ver las cosas, un modelo coherente del mundo que descansa sobre una base definida.

En 1950, el economista austro-americano Joseph Schumpeter (1883-1950) explicó que el papel esencial del sistema capitalista es la «destrucción creativa», que definió como un proceso orgánico y natural, que empuja a las organizaciones y empresas a reinventar productos y servicios que reemplazarían Los que existen (Fuente 3; Rob Norton).

Efectivamente, es curioso notar que en un principio los productos manufacturados eran raros (principios del siglo XX) y por eso los consumidores les prestaban atención, los reparaban, los mantenían para hacerlos durar mucho tiempo. No fue hasta la década de 1960 cuando el concepto de «obsolescencia programada» se extendió a todos los sectores y empresas que llegamos a la creación de otro ciclo de vida del producto, con una aceleración muy fuerte desde la década de los noventa. La obsolescencia programada es una estrategia corporativa basada en el desarrollo, la producción y la comercialización de nuevos modelos que incluyen tecnología y diseño modernizados y que pasan de moda a partir de series anteriores. Si bien conduce a una dinámica real de crecimiento, a más largo plazo implica problemas éticos, sobreconsumo de bienes y servicios, tensiones en la oferta, una visión de resultados a corto plazo.

Entonces vemos una vez más que innovar ya no solo puede tener en cuenta el producto en mercados muy segmentados y complejos. Los datos de la ecuación son hoy en día mucho más numerosos para justificar una innovación importante y revolucionaria:

  • Idoneidad del producto / mercado
  • Grados de sofisticación
  • Conectividad y digitalización
  • Soporte de funciones
  • Huella de carbono e impacto ambiental: Diseño / Producción / Logística / Reciclaje
  • Abastecimiento y responsabilidades de materias primas
  • Grupos de interés y acuerdos basados ​​en el comercio justo y la justa redistribución del valor de la innovación
  • Diversidad e inclusión
  • Comunicación y transparencia


La innovación disruptiva debe permitir a las empresas de hoy, ampliando el círculo de posibilidades y teniendo una visión más global de su significado, crear productos con un impacto real en la sociedad y no solo en la economía. Véanse, por ejemplo, los principios de Dow Europe sobre «Las 6 dimensiones de la brújula sostenible para los futuros ciclos de vida de los productos» (Fuente: Dow Europe, una subsidiaria de Dow Chemical).

Es lo que explica también John Elkington, economista y emprendedor inglés, en la 4.ª de las 7 revoluciones en curso que definió para las empresas del siglo XXI: «La renovación del ciclo de vida tecnológico de los productos» que significa, según él, que la innovación debe centrarse más en la función que en el producto en sí. (Fuente 4; Cannibals with forks).

Además, muchos especialistas en el proceso de la creatividad explican, por ejemplo, que Apple nunca ha pensado en un simple teléfono móvil sino de manera más amplia en cómo utilizar un medio (el teléfono) para comunicarse y obtener información de otra manera a través de aplicaciones. Es bastante revolucionario y esta gran innovación que todos reconocemos en un iPhone surgió de la forma diferente y más amplia de comprender la necesidad humana de comunicación. Estamos pasando de un paradigma centrado en el producto (innovación para el desempeño como único criterio) a un nuevo paradigma centrado en las funciones.

Pero si hablamos de innovar, ¿no deberíamos pensar también en el perfil de quienes buscan el método que desarrollar para crear verdaderas innovaciones revolucionarias? Echemos un vistazo más de cerca… tomando como ejemplo a artistas, eternos creadores e innovadores.

3- ¿ERES MÁS CEZANNE O MÁS PICASSO?

cezanne


Durante nuestro intercambio sobre arte y creatividad en los negocios (Podcast n.º2 Ithikos sobre arte e innovación), Nir Hindi, investigador y emprendedor israelí (www.theartian.com), profesor del International MBA Instituto de Empresa, Madrid, define principalmente dos tipos de diseñadores / innovadores. Toma por ejemplo a dos pintores mundialmente conocidos y apreciados por sus obras que combinan la belleza y rompen con lo que se hizo en su tiempo: Paul Cézanne y Pablo Picasso.

  • Paul Cézanne (1839-1906) dijo al hablar de su pintura «¡Busco mientras pinto!» Primero piensa, luego crea. Es un «innovador conceptual».
  • Pablo Picasso (1881-1973) tuvo otro enfoque y hablando de su pintura, dijo: «¡No busco con la pintura, encuentro!». Es un «innovador experimental».

 

Entrando en más detalles sobre lo que los caracteriza, Nir Hindi señala que el innovador conceptual piensa primero y luego crea. Es extremadamente preciso y detallado, está orientado a objetivos porque sabe exactamente lo que está buscando. Steve Job se definió a sí mismo como un «innovador conceptual».

Por otro lado, tenemos al innovador experimental. Para Nir, no tiene un plan específico, pero tiene una idea y quiere que suceda. Así que sigue adelante, corrige su idea a medida que encaja. Warren Buffet sería el modelo del «innovador experimental» porque tiene una idea de inversión y la hace realidad poco a poco tomando participaciones y desarrollando empresas existentes en las que ve cierto potencial.

Si Nir insiste tanto en los perfiles no es en proponer uno más que el otro. Ninguno es mejor, pero ambos son necesariamente complementarios. Y aquí es donde el zapato se aprieta porque la mayoría de los gerentes no se toman el tiempo para construir su equipo creativo en torno a la complementariedad de perfiles o para comprender cómo funcionan. Sin embargo, la historia de empresas innovadoras que han marcado sus tiempos con culto y diferentes productos que han alcanzado un éxito increíble, siempre tiene la misma lógica: la de un emprendedor que supo rodearse de entender que la inteligencia colectiva es muy superior a la suma de la de los individuos que lo componen.

Un ejemplo de éxito a través de la innovación continua es según Nir Hindi, la empresa alemana Braun. Esta empresa de fama mundial fue fundada en Fráncfort en 1921 por Max Braun, un ingeniero alemán. Braun comenzó especializándose en el desarrollo y producción de dispositivos de radio y rápidamente ganó terreno gracias a sus productos confiables e innovadores que utilizaban nuevos materiales como el plástico en ese momento. Pero fue después de la Segunda Guerra Mundial cuando Braun experimentó un crecimiento increíble entre 1951 y la década delos noventa. Su desarrollo estuvo estrechamente vinculado a la visión de vanguardia de los dos hijos de Max Braun, Erwin y Arthur Braun.

Erwin Braun tenía una frase sencilla para describir su visión: «Empresa impactante y empresa rentable». Para desarrollar la empresa en productos tan diversos como radios, afeitadoras eléctricas, reproductores de audio y grabación de alta calidad, retroproyectores, electrodomésticos, Erwin Braun se basó en dos pilares sólidos:

  • Alta tecnología con el uso de materiales innovadores y novedosos para la época. Por ejemplo, Braun inventó el material de las membranas que recubren los altavoces de música.
  • Un diseño impactante, hermoso y simple.

 

Según él, para ser verdaderamente innovador, una empresa debe generar impacto pero también generar dinero. Porque generar ganancias es la única forma de mostrar a otros emprendedores que «su receta funciona». Y Braun fue verdaderamente una empresa insignia en su día que inspiró a muchos otros empresarios y diseñadores... comenzando con Apple. De hecho, si miras más de cerca, encontrarás muchas similitudes en la cultura de innovación de estas dos empresas.

Para llegar allí, Erwin Braun no dudó en tomar caminos secundarios, en rodearse de profesionales que no necesariamente entendían el mundo de la industria pero que veían el mundo desde otro ángulo... un poco como artistas. Su historia y éxito están estrechamente vinculados a la colaboración con su diseñador insignia, Dieter Rams (diseñador alemán, 1932).

4- DISEÑO, ALTA TECNOLOGÍA Y VISIÓN RESPONSABLE:  EL DISCURSO DEL MÉTODO DE INNOVACIÓN MODERNO

disney

 

Para hablar sobre el método en la innovación, hablé extensamente con El guía, el maestro supremo, Geo Trouvetou (Gyro Gearloose en su versión original). ¡Tiene experiencia, conoce su tema y es el compañero indispensable del tío Scrooge desde 1952!

Geo me explicó que reflexionar sobre el proceso que conduce a la innovación es más complejo que simplemente satisfacer una necesidad por sofisticada que sea. Según él, ser innovador para un negocio hoy en día debe cumplir principalmente con 3 criterios:

  • Un diseño diferente e impactante
  • Nuevas tecnologías
  • Una visión responsable del mundo que nos rodea mediante la creación de productos fácilmente reciclables, orientados a una economía circular cuya certificación «Cradle to cradle / C2C» es imprescindible.

Por otra parte, en relación con este último criterio de innovación, los invito a interesarse por la obra del químico alemán Michael Braungart y del arquitecto y diseñador estadounidense William Mc Donough, quienes teorizaron a fines de los años ochenta este concepto de «Cradle to cradle». «Buscando impacto 0», totalmente circular y responsable. Aunque la certificación C2C es a menudo complicada de obtener y pocas empresas han tomado esta ruta, sigue siendo una fantástica fuente de inspiración y mejora en muchos procesos. (Fuente 6: Cradle to cradle: https://www.upcyclea.com/cradle-to-cradle).

Al retroceder con la ayuda de Geo en los escritos de Dieter Rams, redescubrimos sus 10 principios del buen diseño:

  1. Innovador: así como el arte está en constante renovación, el diseño es ilimitado y debe aportar un nuevo carácter a través de la forma, el tacto, los materiales, la tecnología, la fabricación.
  2. Útil: Cualquier producto y diseño debe respirar utilidad
  3. Estético: Según Dieter Rams «la calidad estética de un producto es parte integral de su utilidad». Lo ve como un todo y no como un elemento más.
  4. Comprensible: Tan pronto como el consumidor lo toma en la mano, debe comprender su utilidad y función. Esta inmediatez es una fuente de éxito.
  5. Discreto: busca el lado neutral y sobrio, evita todo lo ostentoso y superfluo.
  6. Honesto: No intente engañar al consumidor sino mostrarse como es.
  7. Sostenible: Piense en la confiabilidad para sostener su uso.
  8. Integral: para Dieter Rams, este es un punto importante en innovación y diseño. «Nada debe dejarse al azar y la precisión de cada detalle expresa el respeto de los diseñadores por los consumidores».
  9. Ecológico: El producto debe tener un impacto ecológico limitado y participar en la preservación de su medio ambiente y la conservación de los recursos.
  10. Minimalista: productos de gran pureza y sencillez.

 

Una vez más, comparar la visión de los productos Dieter Rams y Braun en la década de los ochenta con la de Apple en la actualidad, muestra la conexión intelectual entre las dos empresas. No es una coincidencia que Dieter Rams considere a Sir Jonathan Ive (diseñador inglés, 1967, exdirector de diseño de Apple y ahora al frente de su propia firma de diseño, LoveFrom) como su hijo espiritual.

5- PYMES DE INNOVACIÓN Y ALTO RENDIMIENTO: ¿Y SI DAVID TUVO LA ÚLTIMA PALABRA?

david

Antes de concluir sobre la innovación, me gustaría compartir un pensamiento con ustedes. Estoy profundamente convencido de que las pymes de alto rendimiento, como las definimos en ITHIKOS, son las que seguirán dando forma al mundo del mañana. Tienen estructuras más ligeras que conducen a una cultura más centrada en el intercambio y la simplicidad, al tiempo que son muy sensibles a los problemas ambientales y sociales. Y, sobre todo, no tienen miedo en crear, lanzarse, equivocarse, buscar otra solución precisamente, como decía Joseph Schumpeter, para dar vida a esta «destrucción creativa», que conduce a la mejora continua.

Numerosos estudios muestran que las grandes multinacionales permiten cada vez más a las pymes innovar y asumir riesgos. Pero esta fusión, si se va a llevar a cabo, pone en escena dos realidades operativas diferentes, dos visiones a veces distintas de hacer negocios (Fuente 6; La gazette de la société et des techniques).

Porque para existir, esta búsqueda de innovación también debe hacerse acompañada de una búsqueda de sentido. Sin ella, la innovación ciertamente estará ahí como «tecnicismo» pero no tendrá esa «alma extra» que trae este intangible je ne sais quoi que solo los seres humanos son capaces de crear para hacer únicos sus logros. Aquí es donde la noción de empresa misionera con una visión definida y compartida por todos sus miembros adquiere todo su significado. Para Peter Senge, famoso profesor de administración: «La ausencia de una visión interior también se expresa de otra manera más sutil: la gente tiende a enfocarse en los medios más que en los resultados y las soluciones. Lo importante no es la visión sino lo que permite hacer» (Fuente 7; Peter Senge).

Por todo ello, la innovación es fuente de valor y compromiso en las empresas con misión. Desarrolla la inteligencia colectiva, el espíritu de equipo, involucra a los stake holders, busca diferenciar y redefinir un marco de competencia. Finalmente, permite que todos alcancen la plena realización profesional y personal.

Para terminar con una nota de humor crítico (¡que todo es cuestión de prisma en la vida!), le dejo la última palabra al gran Albert:

«A los que les gusta andar en filas al son de la música: solo puede ser por error que recibieron un cerebro, ¡una médula espinal sería más que suficiente para ellos!» (Albert Einstein)

Gracias por su atención.

 

Fuentes

  • Maslow, Abraham (1943): «A Theory of Human Motivation», Psychological Review.
  • Levillain, Kevin (2017): Les entreprises à mission: un modèle de gouvernance pour l'innovation. Edition Vuibert.
  • Norton, Rob (1996): «Job destruction / Job creation», Fortune.
  • Elkington, John (1998): Cannibals with Forks: the Triple Bottom Line of 21st Century Business, New Society Publishers.
  • Cradle to cradle: https://www.upcyclea.com/cradle-to-cradle.
  • La Gazette de la société et des techniques (mayo 2021) «Réconcilier David et Goliath à l’heure de la start-up nation».
  • Senge, Peter (2018): La cinquième discipline (nueva edición aumentada), Editions Eyrolles.

Añadir nuevo comentario

HTML Restringido

  • Puede alinear imágenes (data-align="center") pero también videos, citas, y demás.
  • No sólo puede subtitular imágenes (data-caption="Text"), sino también videos, blockquotes, y mucho más.
  • You can use shortcode for block builder module. You can visit admin/structure/gavias_blockbuilder and get shortcode, sample [gbb name="page_home_1"].
  • You can use shortcode for block builder module. You can visit admin/structure/gavias_blockbuilder and get shortcode, sample [gbb name="page_home_1"].
CAPTCHA Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.
5 + 12 =
Resuelva este simple problema matemático y escriba la solución; por ejemplo: Para 1+3, escriba 4.

Quieres continuar leyendo este artículo?

Suscríbete gratis y continua leyendo este y todos los artículos de Ithikos ahora.

Mantente al día de nuestras actualizaciones.